Para nadie es un secreto que en el mercado de la joyería actual suelen existir numerosos metales con los que habitualmente se elaboran las piezas de joyería más demandadas en la actualidad, en este caso los metales más preciados y/o utilizados en joyas resultan ser los metales preciosos, como lo es el oro, la plata y el platino, dichos materiales son entonces los que suelen marcar la apariencia, durabilidad y el propio valor de la joya.

Como es de saber hoy en día tanto hombres como mujeres suelen usar en su día a día este tipo de accesorios para complementar sus atuendos de la mejor manera y para estar al mismo tiempo a la moda, razón por la cual no lo piensan dos veces para optar por la compra de joyas por mayor ya que está simple acción les permitirá contar con joyas perfectas para cualquier evento u ocasión.

Debido a que las joyas se han convertido en accesorios de suma importancia para las personas, nosotros decidimos crear este artículo, con el fin de presentarles por medio del mismo las características más destacadas o más importantes de estos metales, sin más que acotar, empecemos de lleno con este gran tema.

Oro

Para los que no lo saben el oro resulta ser desde hace muchos años el metal más utilizado en el mundo de la joyería, este además es muy blando y por dicho motivo siempre se utiliza aleado, es decir, mezclado con otros metales de menor calidad. En este punto cabe mencionar que su color en estado puro resulta ser de un amarillo brillante, pero de acuerdo o mejor dicho según se vaya aleando con otro tipos de metales va adquiriendo diferentes tonos y diferentes colores.

Además de la aleación de oro amarillo, también suelen existir otras dos aleaciones que son verdaderamente muy utilizadas hoy en día en este sector, como lo son el oro blanco, en este caso el oro fino es aleado o mezclado con otros materiales como el paladio y plata fina, este tipo de joyería es la que suele llevar una capa exterior de rodio para conseguir un acabado muy brillante como cautivador.

La otra aleación es la del oro rosa, pues esta es una aleación de oro fino mezclado con cobre y con plata fina, así que dependiendo directamente de la cantidad de las proporciones de esos metales en la aleación, se consiguen claramente acabados muy distintos.

Plata

Tengan en cuenta que la plata fina debe de tener al menos un total de 99,99% de plata pura para considerarla fina. Este como es de saber resulta ser un metal blanco, brillante, pero sobre todo bastante maleable, el cual es un poco más duro que el oro, la plata es otro material con el que se suelen crear un sinfín de piezas de joyería de todo tipo, y hasta resultan ser una de la joyería más demandada desde hace muchos años, una muestra de ello es que la venta de joyas de plata por mayor sigue aumentando cada día más, es decir, que muchas personas suelen comprar este tipo de joyas con mucha frecuencia.

Cabe mencionar que estas piezas de joyería se alea o mezcla con pequeñas cantidades de cobre, con el único fin de dotarla de dureza y hacer piezas muy resistentes al desgaste. Además se denomina plata de ley o sterling silver justamente a la plata de 925 milésimas, que es la que contiene un total de 92.5 % de plata fina, y el resto por ciento se compone de cobre.

Platino

Quizás muchos de ustedes no lo sabía pero el platino en estado nativo resulta ser de color blanco grisáceo, este además de todo suele ser muy dúctil y bastante maleable, es también inalterable e inatacable por los ácidos, por ello es que es el metal de más valor, el cual es muy apreciado en joyería. El platino se suele utilizar especialmente para para las monturas de las piedras preciosas, como para engarzar diamantes y no olvidemos que la ley oficial para el platino es sin duda alguna de 950 milésimas.

Si bien es cierto que estos resultan ser los metales más utilizados en la elaboración de joyas, no podemos restarle importancia al hecho de que también existen otros materiales que son muy importantes para esta industria, como es el caso del acero inoxidable, pues aunque no lo creas hoy en día muchas personas prefieren adquirir joyas de acero por mayor que las joyas fabricadas a base de plata, oro o platino, por todos los beneficios que ofrece el acero inoxidable.

Hay algunas fallas que pueden hacer que el motor de nuestro coche sufra daños graves si no se corrigen. La correa de distribución rota o desgastada, es algo que podría llegar a hacer que un motor deje de funcionar.

¿Cómo se puede resolver este problema? ¿Será algo complicado de solucionar? Aquí te explicaremos lo que debes hacer si tienes este problema con tu coche.

¿Cómo solucionar el problema de una correa  rota o desgastada?

Antes de decir lo que hay que hacer en este caso, vamos a aclarar una duda que puede ser común ¿es muy grave este problema? En sí mismo, el problema no es tan grave, si la correa está desgastada. Sin embargo, si la correa se rompe mientras el coche está andando se podrían llegar a averiar los componentes internos.

Esto ocurre porque la correa de la distribución, es un elemento que mantiene la sincronía entre los elementos del motor. Cuando la correa se rompe, ya no existe ninguna guía que mantenga al motor funcionando en sincronía. Esto puede ocasionar choques, roturas y dobleces en las piezas.

Ahora, la única manera de solucionar el problema de desgaste de la correa de distribución, es cambiarla con anticipación. Si la correa se rompe, no debes intentar encender el motor, de hecho, si está muy desgastada tampoco es recomendable. En este caso tampoco hay más remedio que adquirir esta pieza.

Realmente la correa de distribución no es difícil de conseguir, en cualquier sitio de venta de repuestos puedes conseguirla. Por la situación actual de pandemia es bastante fácil llegar a conseguir este tipo de repuestos de coche en la web. Existen páginas como www.gestiondesguace.com donde puedes encontrar esta y muchas otras piezas para coches.

¿Cómo detectar desgaste en la correa de la distribución?

El efecto más evidente que tiene una correa de distribución desgastada es la aparición de sonidos en el motor. Si notas una especie de chillido en el motor o ruidos como de “tic-toc” probablemente esta pieza esté desgastada.

Otro signo que puede ser sinónimo de una correa desgastada rota, es la pérdida de fuerza repentina en el motor. Cuando estos síntomas aparecen, en la mayoría de los coches el estado de la correa es visible. Sin embargo es recomendable ir a algún sitio donde puedan hacer una revisión y darte un diagnóstico certero.

Al haber recibido un diagnóstico confiable, solo queda comprar la correa y reemplazarla por la que está desgastada o rota.

A la hora de elegir unos neumáticos para tu vehículo te encontrarás con muchas opciones diferentes en el mercado. El mejor taller para hacer el cambio de los mismos sin duda es motortown, porque allí encontrarás siempre las mejores ofertas en los neumáticos de la más alta calidad.

Pero, no todos los neumáticos son iguales, por lo cual a la hora de comprar debes tener en cuenta algunos consejos básicos. Estos los he reunido en el post del día de hoy con la finalidad de que puedas aprender a comprar de forma acertada.

Consejos para elegir acertadamente tus neumáticos

Elegir acertadamente tus neumáticos resultará realmente sencillo, puesto que simplemente debes tener en cuenta los siguientes puntos básicos:

Condiciones meteorológicas

Las condiciones meteorológicas en las que utilizarás tus neumáticos son fundamentales, en especial porque estas afectarán el rendimiento de los mismos. En todo caso, debes asegurarte de elegir los neumáticos adecuados para la época del año.

Recuerda que, los neumáticos de verano están hechos para funcionar a altas temperaturas y pierden elasticidad a bajas temperaturas. Por su parte, los de invierno funcionan muy bien a bajas temperaturas, pero se desgastan rápidamente si están en temperaturas elevadas, por lo cual, debes elegir de acuerdo a la época del año en la que te encuentres.

Tipo de conducción

El tipo de conducción que tengas en tu coche es algo fundamental que debes tener en cuenta, en especial para elegir bien los neumáticos. En todo caso, para la conducción más deportiva debes escoger los que tengan un gran agarre y tracción para evitar que derrapen cuando vayas en las autopistas.

Por otra parte, si únicamente utilizarás el coche para la conducción urbana, unos con baja resistencia a la rodadura serán la mejor alternativa. Estos te permitirán que puedas ahorrar gasolina mientras que conduces, lo que hace que sean una gran opción.

Ofertas

Debes asegurarte de escoger unos neumáticos que sean lo más nuevos posibles en su fecha de fabricación. Puede que encuentres ofertas bastante atractivas que te permitan ahorrar dinero en el cambio de tus neumáticos.

Sin embargo, no siempre optar por las ofertas será la mejor solución, en especial porque en muchas ocasiones tienen la fecha desfasada. Recuerda que, los neumáticos comienzan a perder sus propiedades a los 5 años desde su fabricación, por lo cual, elegir unos que tengan la fecha más cercana posible será algo fundamental y así lograrás evitar cualquier tipo de inconvenientes.