aplicaciones Big Data

Se estima que para el año 2020 la cantidad de datos del sector salud que estarán disponibles mundialmente será de unos 25.000 petabytes; con eso se podrían llenar quinientos billones de muebles archivadores de cuatro gavetas cada uno. Estos provienen de las historias médicas de los pacientes, radiografías y otras imágenes, estudios genéticos y sensores biométricos, en general. Por suerte, las aplicaciones Big Data permiten sacar provecho de tal cúmulo de información.

Las técnicas estadísticas innovadoras aunadas a las más recientes herramientas de avanzada tecnología que utiliza el Big Data permiten el almacenamiento, procesamiento e interpretación de los datos generados a partir de los estudios de investigación y de los servicios sanitarios ofrecidos. Después, las aplicaciones son aprovechadas en todas partes.

Gracias a esto se podría crear un historial médico accesible para todos los profesionales de la salud, anticiparse a la aparición de ciertos trastornos y aun colocar tratamientos especializados obtenidos a raíz de la experiencia con otros pacientes. Así, en lugar de escribirse una hoja y guardarse en el consultorio de cada doctor, el equipo contribuye con un estudio integral en la nube (iCloud o Google Drive) en el que es más sencillo y eficiente analizar las relaciones causa y efecto.

Algunos logros alcanzados con Big Data

Ya se encuentran en servicio innumerables aplicaciones de esta naturaleza. Entre ellas podemos mencionar:

  • Watson: un procesador de palabras con capacidad para manejar la información contenida en 200 millones de folios en apenas 3 segundos. Resulta muy útil a la hora de interpretar el historial acumulado de una persona, sus signos y síntomas, ofreciendo diversos diagnósticos posibles a su enfermedad.
  • Tatuajes digitales / LED: un sistema de monitorización continua y remota que permite al médico hacer seguimiento constante al estado de salud del paciente. Estos pequeños sellos, sobre o dentro de la piel, pueden transmitir temperatura, grado de hidratación, concentración de nutrientes, etc.
  • Apps para autodiagnóstico: Babylon o Ada son aplicaciones que proporcionan un acercamiento inicial al individuo con problemas de salud. Mediante estos programas, instalables en los smartphones, y un sencillo sistema de preguntas y respuestas, es posible obtener dictamen y tratamiento inicial basado en los síntomas descritos. Así, disminuye el número de consultas innecesarias y se favorece la concentración de los médicos en aquellos casos que realmente lo ameriten.
aplicaciones Big Data
aplicaciones Big Data